El evangelio de hoy es quizás uno de los textos más difíciles de entender de cara a nuestra vida diaria. Jesús llora al contemplar Jerusalén y se lamenta por la ciudad que no ha querido recibir su mensaje; en el pasado, también ha rechazado a profetas.
*”Legará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra.
Porque no reconociste el momento de mi venida.”*
Ojalá nosotros nos encontremos como amigos del Señor el día de su visita; estemos preparados y anhelantes por su encuentro. Que nuestra vida sea oídos y corazón abiertos a su mensaje, y manos y pies a su servicio para construir su Reino. Que nuestro hermano, nuestro prójimo, nos reconozca en su camino porque le tratamos con fraternidad, dignidad y misericordia y nuestras faltas sean superadas por nuestras buenas obras. Por último que la alegría de nuestro testimonio sea nuestra identidad y lo que caracterice nuestro caminar.
Damos gracias a Dios por su amor fiel hacia nosotros.

Hoy celebramos a Nuestra Señora de Chiquinquirá, patrona de los zulianos. Rogamos su intercesión en estos tiempos difíciles.

Bendecido día.
Comentario: D. I. Aguirre RMM
#visita #Jesús #misericordia #verdad #mercedarias #venezuela #misioneras