Mensaje Final del XVII Encuentro de Pastoral Juvenil – Región del Caribe
La Habana, Cuba
14 al 17 de noviembre de 2013

“El Señor ha estado grande con nosotros. ¡Estamos alegres!” (S. 126,3). Estamos orgullosos y felices que nuestra región después de un largo tiempo se haya reunido nuevamente. El encuentro entre hermanos es motivo de júbilo y más aún entre países que muchas veces están unidos por lazos más estrechos que por la cercanía geográfica. Durante este encuentro hemos reflexionado sobre la Historia y la Revitalización de la Pastoral Juvenil del Caribe. Haciéndonos protagonistas de nuestra historia en la que a una sola voz decimos que Dios es nuestro Horizonte.
Compartiendo la experiencia vivida por los países de Cuba, Curaçao, Haití, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, hemos visto que la Región del Caribe comparte las mismas debilidades y fortalezas a nivel juvenil y también la capacidad que tiene el joven para transformar la sociedad a través de valores como la amistad, la humildad y la sensibilidad que son elementos necesarios para construir el Reino de Dios: la “Civilización del Amor”. Los jóvenes tenemos el gozo de convivir como Iglesia joven. Hemos escuchado la voz de Cristo a través de nuestros hermanos y esta clama por un auténtico testimonio de fe de cada joven, que nos lleve a ser levadura que fermenta a toda la masa.
Nos sentimos complacidos de anunciarles que la Región del Caribe, iluminados por el amor de Dios hemos comenzados a dar los pasos necesarios para construir nuestra memoria histórica que refleja los proceso por los cuales ha pasado la Pastoral Juvenil en cada país.
Han sido días de trabajo intenso, de compartir fraterno, de reconciliación en los cuales han estado involucrados obispos, sacerdotes, religiosos(as) y jóvenes delegados de los diferentes países que conforman nuestra región. Agradecemos de manera especial a la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil Cubana y a su delegación por la acogida y por la atención ofrecida a todos nosotros.
Como hijos agradecidos ponemos a los pies de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, todos los proyectos y metas trazados en este encuentro. Estamos confiados en que el Señor por la intercesión de nuestra Madre nos ayudará en la Revitalización de la Pastoral Juvenil para convertirla en un instrumento de la “Civilización del Amor”.

 

 

http://www.pjlatinoamericana.org/noticia_10_concurso_XVIII_ELaRNPJ.html