Hace poco las hermanas de la Provincia de Ecuador apoyaron con comida y otros enseres a las comunidades de Venezuela. Agradecidas por la solidaridad y el cariño.

La situación en Venezuela alcanza ya niveles de crisis humanitaria por la inmensa escasez de alimentos y medicinas, además de la grave situación política y social que el país atraviesa desde hace años pero que se ha venido agudizando en los últimos meses. Actualmente se viven momentos de mucha tensión y violencia en las calles donde gran parte de la población ha salido en protestas para reclamar elecciones y la destitución de los miembros del Tribunal Supremo; quiénes disolvieron por decreto las facultades de la Asamblea Nacional cual autogolpe de Estado. Aunque, ante la presión internacional dieron marcha atrás, distintos gobiernos y entes internacionales han vuelto la mirada al “caso Venezuela”  sumergida en el caos y anarquía política y social. En las calles las manifestaciones han sido reprimidas con suma violencia por parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y “los colectivos” grupos de civiles armados y violentos adeptos al Gobierno; ya se cuentan varias personas fallecidas (la mayoría por armas de fuego), cientos de heridos y cientos más de detenidos y desaparecidos.

En medio de todo esto las Hermanas se encuentran bien; en Caracas en la zona del Paraíso donde se encuentra la Casa Provincial y la  Casa Hogar ha vuelto un poco la calma luego de dos días de guerra campal entre protestas, disparos, saqueos y destrucción. En las otras comunidades no hay mayor novedad, aunque las protestas se están dando en casi todo el territorio nacional.

Los medios de comunicación, ni nacionales ni prensa extranjera,  pueden ejercer su labor:  son acosados, atacados, expulsados y sólo queda como medio los vídeos que la misma gente graba con sus móviles y distribuyen a través de las redes sociales, quiénes se han convertido en fuente principal de información y difusión de lo que sucede.

Seguimos orando para que la crisis se supere y la paz el compromiso de todos por el bien común se haga presente.