“Nos preocupa que va ser de los miles de personas que el Gobierno está

trasladando desde esos lugares a los suburbios de Manila, ya que somos

conscientes de la superpoblación y el mínimo de posibilidades de trabajo. Nos sentimos llamadas, ahora más que nunca, a servir a los preferidos de Dios y desde aquí agradecemos hermanas su cercanía que nos anima a ser presencia Mercedaria Misionera.” Carta abierta, Tifón en Filipinas. Comunidad de Filipinas