“La esperanza apunta al futuro, pero vive en el presente, mostrándonoslo que deseamos como posible, y por ello nos lanza a la acción para conseguirlo. El que no tiene esperanza está paralizado, no tiene deseos. El que espera tiene vida pues sus deseos lo movilizan para hacerlos presentes”.

“Testigos de la esperanza en nuestro mundo de hoy” Hna. Carmen Quirós, Mercedaria de Berriz