“La fiesta del Santísimo Redentor ha de ser también la fiesta de los redimidos!! Cómo no dar gracias a Dios por el privilegio de ser concientes de su Amor hacia nosotros, y consecuentemente de ser concientes de la Gracia que ese amor conlleva… ¡somos redimidos! Alegrémonos… gritemos a los cuatro vientos nuestro gozo de sabernos redimidos, de sabernos amados por Dios, de sabernos sus hijos, sus hijas.”

Fiesta del Santísimo Redentor Fray Carlos Muñoz, Secretario y ecónomo General de La Orden de la Merced